lunes, 14 de octubre de 2013

Domingo de dumplings y cartas chinas

No hay nada mejor para un domingo de flojera que dejar de ser domingo de flojera. Mi perfecto de caminar en pijama todo el día leyendo, escribiendo y eventualmente alimentándome cambió cuando yendo a buscar mi segundo muffin de la mañana me crucé con mi nuevaa amiga Shane, quien me invitó a cocinar comida china con su amiga Rebecca de Mongolia.

Parte de mi protestó y hasta resopló, pero cómo decirle que no a una mañana aprendiendo a hacer dumplings.

Siempre digo  que China es demasiado distinta a mí. Ese día me di cuenta que un domingo en China es muy parecido a mis domingos en Argentina, sólo que todavía no lo sabía.

Dumplings

Qué mejor para celebrar un domingo que hacer unas pastas. Iguales que los sorrentinos pero con rellenos poco convencionales, los dumplings tienen la fama de reunir a la gente. Familia y amigos se reúnen para armarlos con disciplina bien temprano, y almorzar quizás demasiado temprano (para alguien que había desayunado a las 9 am, 11.22 am era demasiado temprano).

Ingredientes: cerdo o pollo con cilantro y apio. El pollo y la carne de vaca no se utilizan como relleno en china.
El proceso de preparado es una ceremonia, y el que hace buenos dumplings sabe dónde comprar la mejor masa y las verduras a punto. La pasta es idéntica a la de los ravioles, pero circular como las tapas de empanada. Se compra en el mercado de frutas y verduras y hay que ir muy temprano para encontrarlos en cantidades. Ellos habían ido a tres mercados distintos hasta dar con la cantidad que necesitaban. Como dije antes, los domingos se come pasta!

Siendo regañada por cerrar mal los dumplings.
Yo me senté a la mesa un tanto arrogante, porque sabía que la tarea era sencilla: colocar el relleno con los palitos chinos, cerrar cual empanada y preparar el repulgue. Y cuando estaba cerrando lo que pensé era mi primer dumpling Rebecca me reprimió severamente. El repulgue era una desgracia (los chinos son perfeccionistas a su manera). Después de unos diez dumplings creo que dejó de regañarme y el relleno de cerdo y apio no se salió por los bordes como habían predicho.
En plena preparación

Hervir por 5 minutitos
Item a agregar al CV: armado de dumplings.

Voilá! Bon appetit!

El almuerzo

El almuerzo: higado encebollado, tofy con verduras, ajíes con pollo y habas, pescado especiado y dumplings con vinagre y ajo.

Siempre me pregunté cómo es que comiendo tanto y tan rico en calorías las chicas chinas son flaquitas como escarbadientes (hay excepciones a la regla, pero no muchas) ¿Ejercicio? ¿Caminata rápida? ¿No cenan? La respuesta la tuve ese mediodía cuando todas nos sentamos a almorzar. Habían unos 6 platos en la mesa de los cuales todos nos servimos un poco. Frituras, pasta, aceite, carne… y todo había desaparecido después de unos dos minutos. Es eso, comen rápido. Creo. O quizás no. Honestamente no sé cuál es su secreto.

A la hora de comer todos tenemos nuestro “plato” y cada uno se sirve lo que desea comer de los platos que están en la mesa. Es de buena constumbre probar todos los platos, especialmente si algún invitado también cocino. Así que si algún invitado hizo sopa de pollo y te pone en tu plato un poco de sopa y un trozo de pollo arriba del pescado que estabas comiendo hacía dos segundos es totalmente normal. Si no te gusta la sopa de pollo lo indicado sería probar aunque sea unas gotitas y comer un pedacito. Ellos se sentirán honrados y uno habrá cumplido con su parte. Ah, y me olvidaba, nunca hay que terminar de comer todo lo que hay en el plato. El dueño de casa se sentirá en la obligación de servirte más o sentirá que el almuerzo ha fracasado porque no hay suficiente comida en la mesa ¿Complicado, no? Pero tan rico.

Cartas

Tengo dos teorías a comprobar acerca del país que me está dando un hogar en este momento. Una es que China es una contradicción con patas (en todos lados la gente tiene el deber de ahorrar en electricidad y agua pero después se construyen edificios públicos adornados en su totalidad con luces fluorescentes y fuentes de agua danzante, por ejemplo) y la segunda es que China es el caos organizado. Aunque siempre va a haber discusión sobre el tema, un juego de cartas chino es prueba de ello.
Necesité ayuda para poder ver todas las cartas a la vez
Luego de una breve explicación de las múltiples reglas del juego, comenzamos a jugar con dos mazos de cartas de las cuales se repartían todas las cartas y se jugaba con todas al mismo tiempo. La idea era formar escaleras de todo tipo, pares, un estilo de full house, piernas… era una mezcla de poker, chinchón y la solterona. Y cuando pensé que había entendido al menos un poco empecé a jugar.

Yo creo que no bajaría las cartas así....
Si pensé que había entendido, hice mal. Jugué unas siete manos en las que mi asistente me tenía la mitad de las cartas porque yo no las podía tener y nunca llegué a entender cómo es que tres cartas iguales le ganaban al poker y una escalera era una bomba letal y yo la había jugado mal. A la octava mano, mi asistente se cansó de verme perder y poco a poco fue reemplazándome haciendo ganar al equipo. Todos tiraban las cartas en la mesa, reían y se llamaban ganadores y perdedores. Las escaleras se bajaban en desorden y nadie llevaba la cuenta de puntos pasados. Pero al final del juego, todos sabían quién había ganado y quién perdido.

El equipo perdedor aparentemente pagaba la sesión de KTV (Karaoke) esa noche. Suerte que estaba en el equipo ganador.


Al final de la tarde, entre uvas, trozos de pomelo dulce, cartas, risas y planes nocturnos, entendí que tanto para ellos como para mí el domingo es un día sumamente especial.

2 comentarios:

  1. q buena pinta tiene la comida! todavía no me enseñaron como se juegue truco, ojalá no sea tan complicado!

    ResponderEliminar
  2. Creeme no es ni un 10% tan complicado como este juego. Sí, la comida china es riquísima =) Muchos vegetales y frutas.

    ResponderEliminar